El agua del suelo en relación con el riego

Antes de calcular el agua que vamos a aportar con el riego, debemos conocer la profundidad del suelo ocupada por las raíces. A continuación se muestran algunas profundidades máximas de raíces para algunas especies.


En algunas ocasiones cuando las condiciones del suelo y agua son favorables, se han encontrado valores mayores.

La cantidad de agua del suelo que teóricamente está a disposición para las plantas viene determinado por el Intervalo de Humedad Disponible (IHD) también llamada Agua Útil (diferencia entre el límite superior (capacidad de campo) e inferior de humedad (punto de marchitez)).

Al límite superior también se le conoce como Capacidad de Campo. Si saturamos un suelo, la cantidad de agua, la cantidad de agua que queda retenida en los poros sin se arrastrada por el peso de la gravedad, es la Cacidad de Campo o Capacidad de Retención. La capacidad de campo se valora por el porcentaje en volumen de agua existente con respecto al suelo seco. Según diferentes autores alcanza los siguientes valores:

Suelos arenosos6%
Suelos ligeros10-15%
Suelos medios20-25%
Suelos pesados35-40%

Al límite inferior también se le conoce como Punto de Marchitez (el esfuerzo de absorción de las raíces no es suficiente para competir con las fuerzas de retención que ejercen las partículas del suelo y las sales existentes). El agua que aún queda, pero que no es capaz de aprovechar la planta, se llama Agua Inerte o Agua Higroscópica y, en general, tiene los siguientes valores en volumen con respecto a la tierra seca:

Suelos arenosos2 %
Suelos ligeros6 %
Suelos medios9 %
Suelos pesados18 %

El valor del Intervalo de Humedad Disponible (IHD) (Agua Útil) es diferente para cada suelo dependiendo básicamente de su textura.

Algunos valores orientativos son los siguientes:

 Esto quiere decir que en un suelo franco-arcilloso con un Intervalo de Humedad Disponible de 185 mm de agua por metro de profundidad de suelo, en un cultivo de algodón que tiene una profundidad de raíces de 0,9 m., la cantidad de agua teóricamente disponible corresponde a una lámina de agua de altura:


Como acabamos de ver el agua útil o intervalo de humedad disponible es la diferencia entre la capacidad de campo y el punto de marchitez y su valor referido a % en volumen de agua con respecto al suelo seco se deduce de las tablas anteriores:

Suelos arenosos4 %
Suelos ligeros5 al 9 %
Suelos medios10 al 15 %
Suelos pesados17 al 22 %

Aunque las plantas pueden extraer agua del suelo hasta un nivel de humedad que corresponde con el límite inferior (punto de marchitamiento), existe un nivel de humedad entre el límite superior y el inferior a partir del cual las raíces encuentran dificultades para extraer el agua (aumenta el esfuerzo metabólico por la succión), produciéndose una disminución de las transpiración que implican pérdidas de producción (menor vegetación y frutos más pequeños). A este nivel se le denomina Nivel de Agotamiento Permisible (NAP) y normalmente se representa como una fracción del Intervalo de Humedad Disponible.


Cuando programamos el riego, normalmente empleamos valores entre 0,6 y 0,8 (un valor de 0,65 se considera muy adecuado), pero en cultivos con alto valor económico, como por ejemplo las hortícolas, no debe usarse un valor de NAP mayor de 0,5 para asegurarnos que el cultivo no sufrirá en ningún momento carencia de agua que repercutiría directamente en la producción.

La humedad correspondiente al Nivel de agotamiento Permisible es la cantidad de agua que el suelo debería tener siempre, como mínimo, para que la producción fuera siempre la máxima posible. Para el caso del ejemplo anterior, la humedad del suelo (expresada como altura de la lámina de agua) que corresponde a un nivel de agotamiento Permisible de 0,65, será:


Supongamos un suelo que tiene una humedad correspondiente al límite superior. A partir de este momento la evapotranspiración comienza a consumir agua, y esta se va agotando día a día. La cantidad de agua que va faltando con respecto al límite superior se denomina Déficit de Agua en el Suelo (DAS) y será mayor a medida que pasa el tiempo.